Follow by Email

17 de febrero de 2017

¿Febrerillo loco?

Sería realmente preocupante si febrero estuviera mostrando un tiempo anticiclónico, estable y sin sobresaltos. Pocas cosas hay climatológicamente más seguras que un febrero variable, frío, desapacible, con cambios súbitos de "humor". "Febrerillo el loco, un día peor que otro" o "Febrerillo el loco con sus días veintiocho; sacó a su padre al sol y lo apedreó" y tantos otros refranes que describen el carácter brusco, un punto irascible de este mes. 

Y no, no va a ser este febrero un preocupante remanso de calma anticiclónica. Tras estos tres o cuatro días que estamos viviendo de un tímido adelanto primaveral -y que ya lo deseábamos- van a suceder otros en que una baja fría va a dar lugar a un tiempo revuelto y lluvioso en algunas zonas del sur peninsular mientras que en otras va a mantenerse con bastantes ratos de sol. Esa era la línea a la que apuntaba el modelo ensemble del Centro Europeo y a la que hacía referencia en mi última entrada del blog. 

Comentaba en esa entrada que había una probabilidad significativa de que se produjera una retrogresión de la dorsal atlántica y que, a resultas de ello, se formara una baja fría sobre el sur peninsular. La duda, como siempre, era saber cuál sería la trayectoria y situación final de esa dana y las posibilidades de que, delante de ella, apareciera una borrasca en superficie que pudiera potenciar las precipitaciones en algunas zonas. A este respecto, y como inciso, cabe comentar que esta es la misma duda que teníamos los meteorólogos españoles ya en los años 70, por no ir más allá. Es una duda sin respuesta categórica por la propia naturaleza de la evolución atmosférica y por los análisis de los que partimos. Sólo se puede abordar mediante una predicción probabilística con la determinación de los posibles escenarios de evolución y de sus probabilidades asociadas. Esta es la gran ventaja y avance respecto a aquellos años... y sigo todavía a la espera de que AEMET se decida a poner ese producto disponible en la web, junto con, eso sí, una explicación adecuada para que las interpretaciones -y las expectativas- sean correctas. 

A medio camino entre la Península y Azores se observan ya los primeros síntomas de la formación de una borrasca fría que se cerrará mañana sábado sobre el Cantábrico. A continuación se iniciará la retrogresión de la dorsal posterior. Esa retrogresión conducirá a la borrasca hacia el golfo de Cádiz a través del tercio occidental peninsular. No parece que se vaya a quedar detenida el el golfo de Cadiz sino que penetrará algo más hacia el sur.

Pero volviendo a la actual situación, es verdad que febrero no se va a estar quieto, pero la evolución de estos días no es -o a mi no me lo parece- la más habitual en él. Cabría esperar por toda la Península y Baleares ratos de sol, nublados, rachas de viento frío, alguna granizada más o menos violenta...Sin embargo el tiempo va a estar dominado por la formación de esa borrasca fría, que se va a independizar como tal sobre el área Cantábrica y que se va a deslizar entre el sábado y el domingo por el occidente peninsular hacia el golfo de Cádiz, pero tendiendo a desplazarse más hacia el sur. Durante ese trayecto dará lugar durante el sábado, y sobre todo el domingo, a chubascos y alguna tormenta por amplias zonas del interior peninsular. Después, va a afectar con mas intensidad -también en viento- a zonas del litoral y prelitoral de Andalucía, Ceuta y Melilla y quizás a algunos puntos del sureste. 

Ya a 72 horas hay ciertas dudas sobre la ubicación de la borrasca fría, que podría desplazarse algo más hacia el oeste de lo que indica el modelo operativo.

Como no parece -aunque el sistema ensemble no las tiene todas consigo incluso a 72 horas- que su ubicación, al menos hasta el lunes o martes sea la más propicia para dar lugar a una borrasca en superficie delante de ella, las precipitaciones no deberían ser importantes, salvo alguna excepción aislada. E
l resto de las regiones se encontrarán bajo dominio anticiclónico. Como tampoco cabe esperar temperaturas muy bajas, parece más bien un tiempo de primavera u otoño que de este final de invierno en el que nos encontramos. 

Hacia la madrugada del próximo jueves, la baja se ubica de tal manera que podría reforzar viento y lluvia sobre el sureste peninsular...pero existe alguna incertidumbre que habrá que ir despejando.

Después, ya hacia el miércoles o jueves, la baja fría parece que quiere subir algo de latitud e irse desplazando hacia el este. Ahí sí podría haber algunas posibilidades de que apareciera esa borrasca de superficie y se incrementara viento y lluvias en el sureste...pero hay que verlo un poco más adelante. 

Por tanto, sí, febrerillo loco....pero ¿un poco menos que otras veces... o me lo parece a mi?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada