Follow by Email

23 de agosto de 2017

Posibilidad de lluvias intensas mediterráneas: ¿estamos preparados?

La circulación atmosférica sobre España tiende a cambiar a partir  ya del jueves o viernes con la instauración de una vaguada al oeste de España. Dará lugar a vientos del suroeste algo difluentes sobre la Península posibilitando así la aparición de chubascos y algunas tormentas e iniciándose una clara suavización de las altas temperaturas de estos días. 

Existe una marcada posibilidad de que esa vaguada se cierre dando lugar a la formación de una dana que, entre el domingo y lunes, podría situarse en zonas favorecedoras de una extensión de las lluvias a amplias zonas, existiendo el riesgo de que sean muy intensas en zonas mediterráneas todavía imposibles de precisar.

 Hoy por hoy no se puede ir más allá de lo que nos ofrecen los mapas de predicción probabilística. Así en el previsto de 500 hPa para la madrugada del lunes puede verse como el modelo operativo del Centro Europeo coloca la dana en una posición muy favorable para la aparición de esas lluvias, si bien las zonas de color morado indican cierta indefinición sobre su ubicación definitiva. De hecho existe la posibilidad, y así ha ocurrido en otras situaciones, que se desplaze más hacia el Atlántico y lo que provoque sobre la Península sea al final una entrada de aire cálido y seco. Pero, hoy por hoy, no parece lo más probable.

Mapa probabilístico de 500 hPa generado por el sistema de predicción probabilística del Centro Europeo para la madrugada del lunes. El modelo operativo (líneas azules muestra a la dana en una posición propicia para generar lluvias intensas. Los sombreados morados indican zonas de mayor incertidumbre. La dana podría desplazarse hacia el oeste dando lugar sólo a una advección de aire cálido sobre la Península. El movimiento en una otra dirección podría estar subordinado en buena medida a la mayor o menor profundización de la vaguada del chorro que discurre más al norte, algo sobre lo que existe una cierta incertidumbre. Pero el riesgo está ahí y es cuantificable. 

De todas formas, en esta ocasión, no es mi intención profundizar más en los detalles meteorológicos de la situación. Creo que la simple posibilidad de su formación nos debería llevar a preguntarnos sí estamos preparados para recibirla, y es en ésto en lo que quiero incidir. 

A cuatro días o cinco días antes de que esa situación pueda producirse, las preguntas que me hago son: ¿están cauces y ramblas limpios y preparados tras el seco verano para posibles avenidas relámpago? Y, por otra parte, aunque todavía no haya llegado el momento de que AEMET emita sus posibles avisos, ¿convendría ir informando por los medios de la posibilidad de estas lluvias y de los posibles riesgos asociados? ¿Ayudaría un adelanto en la información  en la toma de precauciones por la población y, sobre todo, para  la adopciòn de acciones de prevención que puedan llevar un tiempo realizarse? ¿O es contraproducente por poder generar posibles confusiones o "devaluaciones" de la información al hacerse con ese adelanto?

Por tanto, ¿cuál sería el equilibrio entre la probabilidad de ocurrencia y los "tempos" de aviso al público? ¿Cómo habrían de comunicarse esas informaciones para que ese público no confunda tiempos y mensajes? Estas son, a mi juicio, algunas de las preguntas sobre las que debería hacerse una reflexión multidisciplinar en el marco de la que creo muy necesaria revisión en profundidad del plan de avisos meteorológicos.

Y para finalizar, sin esperar todavía contestaciones y pidiendo excusas por la insistencia...¿están ramblas y cauces preparados? ¿Es el momento de ir haciendo al público consciente del posible riesgo?

14 comentarios:

  1. Mi opinión es que en una situación así deberían tomarse medidas para prevenir más riesgos de los necesarios. Aunque aún pueda cambiar la situación, creo que debería haber una mayor información, tanto de una posibilidad como de la otra...la información bien utilizada siempre es de ayuda. Aquí he visto temporales así causando desgracias por no tener las "ieras" de los ríos limpias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ju. Coincidimos en todo. A ver si se van dando pasos. Un saludo.

      Eliminar
  2. Excelente análisis en lo meteorológico y, sobre todo, en lo demás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Enrique. Todo es muy lento pero a ver si entre unos y otros logramos que aumente la concienciación y se vaya avanzando. Saludos.

      Eliminar
  3. Enhorabuena, excelente trabajo. Tan solo hay que explicarlo como tú lo haces. Existe la posibilidad, pues pongamos a trabajar, los que mas los medios públicos. Informar claro, a todos pero de la forma precisa que lo has hecho. Es posible. Probable? Lo iremos viendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariano. Como dices, a ver si vamos viendo. Un saludo.

      Eliminar
  4. Gracias Ángel una vez más, por un excelente análisis tan bien explicado. A ver si ahora, por parte de las diferentes administraciones, se previenen ciertos riesgos (como puede ser limpieza de riberas y alcantarillado y está vez no se hace "a toro pasado" porque, al menos en la zona de Valladolid, no estoy viendo que de esté haciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La lástima es que, al menos en algunos sitios, haya que recordar estas cosas. Debería convertirse en una rutina para las distintas Administraciones, se prevean lluvias a corto plazo o no.
      Gracias de nuevo y un saludo.

      Eliminar
  5. Creo que no es necesario alertar a la población antes de un par, como mucho 3 días de antelación, si bien sería necesario creo más coordinación con los medios disponibles, sabemos las consecuencias de precipitaciones intensas y sabemos los lugares más proclives a inundaciones, actuemos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfonso. La duda es sí para algunas actividades preventivas u organizativas dos o tres días es poco tiempo. Creo que ahora que se puede evaluar la probabilidad de las predicciones debería evaluarse cual es el equilibrio probabilidad-riesgo que puede asumir cada usuario.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Buen trabajo, siempre es bueno avisar o explicar las previsiones al igual que lo es estar preparados para prevenir o disminuir los efectos de un temporal, ya que la mayoría de veces es mejor prevenir que curar. En mi opinión deberíamos dar más tiempo al tiempo, es decir, aumentar el tiempo dedicado al espacio meteorológico en todos los medios de comunicación. Ya iremos viendo cómo se desarrolla la película, esperemos que llueva que falta nos hace.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario Eloy. Estoy de acuerdo. Además de los espacios meteorológicos propiamente informativos, denbería haber otros de caracter divulgativo donde se enseñara a hacer el mejor uso posible de predicciones y avisos y a recibir también propuestas y comentarios del público para mejorar todo ello. Pero hoy por hoy, las audiencias mandan más que un buen servicio público.
      Saludos

      Eliminar
  7. La metereología influye de modo notable en nuestras vidas, tanto si vivimos en la ciudad como en el campo. Aunque a veces es frustrante cambiar planes porque se anuncia un temporal que luego no llega, es mucho peor que llegue y nos pille desprevenidos. Todas las administraciones, coordinadas por Proteción Civil, han de estar informadas e ir informando a la población de los riesgos. Una buena predicción es esencial. Enhorabuena por vuestro trabajo.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Pablo. Esperemos que mejore la coordinación entre administraciones y que la comunicación mejore un poco más. Se avanza despacio pero se avanza.
    Un saludo cordial

    ResponderEliminar